DE LA IMPORTANCIA DE PRACTICAR YOGA HOY EN DÍA

Por Siri Kurban Kor

Cada vez son más personas que en occidente están acercándose a la práctica del yoga por motivos varios, ya sea como herramienta para cuidar su cuerpo, o por recomendaciones de médicos y terapeutas para aliviar tensiones y síntomas de ciertas dolencias, o simplemente para poder llevar una vida más equilibrada.

 Y es que cada vez se pone más en evidencia que los retos del mundo civilizado del siglo veintiuno tienen un impacto claro en la calidad de vida de las personas. Entre ellos, destacamos los imparables avances de la tecnología, que afectan a todos los estamentos de la sociedad (desde la organización del trabajo a la vida privada y el hogar, el ocio, la relación entre las personas, el medioambiente, la salud, la educación, etc.) e implican cambios sustanciales en la forma de vida, sin que la mayoría de las personas se detengan a preguntarse y observar los efectos de éstos cambios en sus sistemas físico, mental y espiritual y, en definitiva, en sus vidas.

Curiosamente vivimos la paradoja de un mundo cada vez más híper-conectado, donde tenemos acceso a mucha información de forma rápida, en el que al mismo tiempo cada vez hay más individuos desconectados de su propio cuerpo, de sus necesidades y del sentimiento de pertenencia a algo más grande que ellos mismos.

Las enseñanzas del yoga, y la práctica regular de ésta disciplina, pueden ayudar sin duda a mejorar no solamente la condición física de los practicantes, sino también muchos otros aspectos de sus vidas, dándoles herramientas para manejarse mejor y sentirse más equilibrados, sanos y llenos de vitalidad.